Las estadísticas nos demuestran que los casos de conflictos entre padres e hijos están aumentando de forma alarmante y las familias se ven desbordadas y desconcertadas ante esta situación.

“ La terapia familiar es la solución

Cuando los gritos, los portazos y las faltas de respeto dejan de ser algo puntual y se convierten en algo cotidiano, los padres se sienten desconcertados e impotentes, la convivencia se hace difícil y la armonía familiar se rompe.
La tensión se instala en la relación y es fácil perder el control. Nuestro hijo al que tanto queremos se ha vuelto un extraño y eso genera un sinfín de emociones: miedo, vergüenza, frustración, culpa, impotencia….
Estas situaciones son más habituales de lo que pensamos y para solucionarlas lo importante es dar el paso y pedir ayuda. En Conciencia Integral podemos ayudaros desde la escucha activa, el máximo respeto y la confidencialidad a restaurar la convivencia familiar.
Todos soñamos con tener una familia en la que nos sintamos a gusto, con una buena convivencia. En Conciencia Integral os orientamos para tener relaciones interfamiliares satisfactorias y a construir unos sólidos lazos afectivos.
Nuestro equipo de profesionales trabaja con el joven y la familia para potenciar lo mejor de cada miembro, fortaleciendo el amor que siempre ha existido y construyendo un futuro armonioso y duradero basado en el amor, el respeto, la confianza y la cooperación.