“La manera en la que te relacionas contigo mismo condiciona la manera en que te relacionas con los demás”

En la familia, pueden surgir conflictos en la convivencia derivados de una mala comunicación, de una falta de límites, de no expresar las propias necesidades, de resentimientos, de patrones conductuales negativos, etc. Si estos conflictos se agravan y no se solucionan, pueden acabar afectando a la armonía familiar y provocando malestar tanto en los distintos miembros de la familia como en la propia familia.
En la primera sesión, escucho las necesidades y los problemas que los distintos miembros de la familia me planteáis y establecemos los objetivos a conseguir, diseñando un plan terapéutico pactado con la familia en el que concretamos los aspectos a trabajar, la frecuencia de las sesiones y con qué miembros de la familia se realizarán las visitas. Aunque depende de cada familia y de las necesidades planteadas, la duración media de la terapia familiar oscila entre 8 y 20 sesiones.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA FAMILIAR:

  • Mejorareis la comunicación entre los distintos miembros de la familia.
  • Fomentareis la comprensión mutua, la confianza y el apoyo emocional entre vosotros.
  • Desarrollareis estrategias de afrontamiento y habilidades de resolución de los conflictos que se os puedan plantear en el día a día.
  • Evitareis patrones de conducta y relacionales que deterioren vuestra relación familiar.
  • Fomentareis espacios de encuentro familiar satisfactorios y de calidad.